Presentan una ILP para que los animales abandonados no sean sacrificados

23/07/2013 11:41

Se pretende eliminar el sacrificio de animales abandonados e impulsar la esterilización contra la superpoblación, con multas de entre 100 y 20.000 euros

 

La Diputación Permanente de la Asamblea de Madrid ha admitido a trámite una Proposición de Ley (PROPL) de Iniciativa Legislativa Popular (ILP), en la que se pide aprobar una nueva Ley de Protección Animal que elimine el sacrificio de animales abandonados y establezca la esterilización como método para evitar la superpoblación.

En concreto, el texto reclama sustituir la actual Ley de Protección de Animales Domésticos, aprobada en 1990, con el fin de «establecer el sacrificio cero y limitar y controlar la cría». Las multas oscilarían entre los 100 y los 20.000 euros, y los ingresos de las anciones se destinarían al fomento de la protección de animales.

El escrito, registrado en la Cámara autonómica, establece que la finalidad de la norma es «alcanzar el máximo nivel de protección y bienestar de los animales y favorecer una responsabilidad más elevada y una conducta más cívica de la ciudadanía en la defensa y preservación de estos seres vivos».

Obligaciones y prohibiones para los sueños

Entre las obligaciones que se atribuyen a los dueños de animales domésticos en esta proposición de ley se encuentra la necesidad de «mantenerlos en buenas condiciones higiénico-sanitarias, de bienestar y de seguridad, de acuerdo con las características de cada especie». Además, se les debe prestar «la atención veterinaria básica para garantizar su salud».

En cuanto a las prohibiciones, la ILP se opone a «maltratarlos, agredirlos físicamente o someterlos a cualquier otra práctica que les produzca sufrimiento o daños físicos o psicológicos», así como a «suministrarles sustancias que puedan causarles alteraciones de la salud o del comportamiento».

También está prohibido abandonarlos; mantenerlos en instalaciones indebidas desde el punto de vista higiénico-sanitario, de bienestar y de seguridad del animal o «practicarles mutilaciones, extirparles uñas, cuerdas vocales u otras partes u órganos, salvo las intervenciones efectuadas con asistencia veterinaria en caso de necesidad terapéutica», refleja el documento.

El texto incluye además la prohibición de no facilitar a los animales la suficiente alimentación, venderlos a personas menores de 16 años e incapacitados sin la autorización de quienes tienen su custodia o comerciar con ellos fuera de la vía autorizada. Tampoco se puede exhibir animales de forma ambulante como reclamo, mantenerlos atados la mayor parte del día, someterlos a trabajos inadecuados o torturarlos.

La iniciativa ciudadana se preocupa asimismo de las peleas de perros y gallos, que estarían prohibidas, como las matanzas públicas de animales, el tiro al pichón o las atracciones feriales giratorias con animales vivos atados.

No se permitiría tampoco matar, maltratar, causar daños o estrés a los animales utilizados en producciones cinematográficas, televisivas o publicitarias.

En cuanto a su sacrificio, se debe efectuar, en la medida en que sea técnicamente posible, de manera instantánea, indolora y previo aturdimiento del animal, de acuerdo con las condiciones y los métodos que se establezcan por vía reglamentaria.

 

Précédent